• » Inicio

La radio. Compañera inseparable.

El 13 de febrero se celebra el Día Mundial de la Radio, con el principal objetivo de dar a conocer lo importante que es este medio de comunicación. Esta fecha es reconocida por la UNESCO, ya que es uno de los medios que más audiencia atrae.

Radio de Marconi La historia de la radio empieza a partir de 1895 con el que está considerado como padre de la telegrafía sin hilos, Guiglielmo Marconi. Marconi llevó la delantera en el desarrollo de la radio como medio de comunicación, primero mejorando el cohesor, al que conectó entre una primitiva antena receptora -Marconi bautizó con el nombre de antena a los hilos que recogían o emitían las ondas de radio- y un hilo conectado a tierra (masa), lo que aumentó considerablemente la sensibilidad. También lo conectó a un receptor de telegrafía Morse. Mejoró igualmente los osciladores de chispas, conectándolos también a una antena transmisora.

La Nochebuena de 1906, utilizando el principio heterodino, Reginald Aubrey Fessenden transmitió desde Brant Rock Station (Massachusetts) la primera radiodifusión de audio de la historia. Así, buques en el mar pudieron oír una radiodifusión que incluía a Fessenden tocando al violín la canción O Holy Night y leyendo un pasaje de la Biblia.


El día 27 de agosto de 1920, desde la azotea del Teatro Coliseo de Buenos Aires, la Sociedad Radio Argentina transmitió la ópera de Richard Wagner Parsifal, comenzando así con la programación de la primera emisora de radiodifusión en el mundo. Su creador, organizador y primer locutor del mundo fue el Dr. Enrique Telémaco Susini.

Los inicios de la radio

Mientras Marconi seguía perfeccionando sistemas completos, otros investigadores desarrollaban nuevos dispositivos que daban comienzo a la era electrónica. En 1904, el ingeniero inglés John Ambrose Fleming, basándose en el efecto de emisión termoiónica descubierto por Thomas Alva Edison construyó la primera válvula diodo. Edison ya había comprobado que si en el interior de una lámpara incandescente con vacío en su interior se añadía un electrodo metálico aislado de filamento, podía establecerse una corriente desde el filamento al nuevo electrodo.

 

Pero la mayor aportación del diodo fue dar puerta de entrada a los nuevos dispositivos basados en el movimiento de electrones o electrónica, que en pocos años permitirían una revolución en las comunicaciones sin precedentes. Esto llegaría sólo dos años después, en 1906, cuando el inventor norteamericano Lee De Forest incorporó al diodo un tercer elemento en forma de rejilla, entre el filamento y la placa. Aplicando una tensión a la rejilla, se podía controlar el flujo de electrones desde el cátodo (filamento) al ánodo, variar su comportamiento y sensibilidad como detector en los receptores. Poco después se observó que aplicando una señal a la rejilla de un triodo sus variaciones resultaban amplificadas en la placa, en resumen, el triodo tenía la capacidad de amplificar una señal. De Forest llamó audión a su válvula, aunque, se le conoce como triodo.

 

El empleo de los triodos permitía aumentar la sensibilidad de los receptores amplificando la señal de radio frecuencia y también la señal detectada. En octubre de 1912, el ingeniero Edwin Howar Armstrong construyó el receptor superregenerativo, que mejoró diez veces más la sensibilidad y selectividad de los receptores. Armstrong empleaba un triodo para amplificar y rectificar la señal recibida por la antena y parte de la señal rectificada la dirigía de nuevo a la rejilla de su triodo, con lo cual éste oscilaba, y se incrementaba notablemente la amplificación y el Q del circuito resonante de entrada. Gracias a todos estos avances, en 1915 el desarrollo de la TSH era tal, que se establecieron comunicaciones entre París y Virginia o entre esta ciudad y las islas Hawaii.

 

En 1927, el holandés Klass Posthumus y en norteamericano Harold Stephen Black introdujeron el concepto de realimentación, y en 1928, Edwin Howard Armstrong propuso la frecuencia modulada, sobre la cual obtuvo la patente en 1933.

Imágenes

Radio con altavoz. Marconi 1922

Radio con altavoz. Marconi 1922

 

Radio francesa de 1925. Fabricada en nogal, disponía de siete válvulas.

Radio francesa de 1925. Fabricada en nogal, disponía de siete válvulas.

 

Triodo

Triodo

La Frase

"La radio marca los minutos de la vida; el periódico, las horas; el libro, los días".
(Jacques H. de la Lacreitelle)

 

La Radio en España

Estudio de una emisora de radio

En España, las primeras experiencias se inician poco después de los éxitos de Marconi. En 1905 se inician los primeros enlaces regulares de radiotelegrafía de servicio público entre Ferrol y La Coruña, que son seguidos por innumerables otras estaciones por todo el país. En 1920 se inicia la radiodifusión experimental en España de la mano de Castilla, un discípulo de Lee De Forest. En 1922 se pone en marcha una emisora con una potencia de 25w de la mano de los hermanos De la Riva. En 1923, se funda Radio Ibérica, que emite con una potencia de 500 watios en una frecuencia de 176 kilohercios (1.700 m). En 1924 inicia sus actividades en Barcelona la emisora EAJ1, a partir de lo cual se multiplicaran las emisoras comerciales.

Algunas emisoras españolas: Antena 3 Radio, Radio España, Radio Intercontinental, Radio Nacional de España, Unión Radio (Cadena Ser), Cadena Cope, etc.